Ilustre y Venerable Hermandad Nuestra se√Īora de la fuensanta

CO√ćN - M√ĀLAGA

Virgen de la Fuensanta Coín-Málaga

Historia de la Imagen

La historia del hallazgo de la preciosa esfinge, seg√ļn los recuerdos de la tradici√≥n y lo que antiguos documentos demuestran, fue el siguiente:

Después que los Reyes Católicos, D. Fernando y Dª Isabel, conquistaran Málaga, y su tierra, pusieron mano en el Gobierno, mandaron que la Villa de Coín fuese poblada de cristianos, a los que repartió sus casas y heredades. No aconteció lo mismo en todas las Villas y lugares próximos, en muchos de los cuales, aquellos católicos príncipes permitieron que siguieran viviendo los moros que los habitaban, o que procedían de otras partes conquistadas.


Estos moros, como es sabido, se convirtieron a la Fe Cristiana después de los primeros levantamientos de Sierra Bermeja, y porque su conversión nunca fue de fiar, porque eran recién bautizados, el pueblo de los cristianos conquistadores les llamó moriscos o cristianos nuevos.
El lugar de moriscos más próximos a la villa de Coín, después de la Alcarria de Pereila, era Monda, muchos de cuyos vecinos trabajaban en las heredades de Coín y guardaban ganados en montes de pastos, teniendo todos grandes relaciones con los cristianos de dicha villa.

Dice la tradici√≥n, que uno de estos moriscos monde√Īos, que acostumbraba a guardar ganados en los montes de Pereila, que aunque lugar de cristianos nuevos, como se ha dicho, era del se√Īor√≠o de cierto noble poblador de Co√≠n, Don Pedro de Barrionuevo, Caballero de las Guardias de sus Altezas. Fue el instrumento felic√≠simo de que la divina bondad se vali√≥ para dar a conocer la mencionada imagen de su Sant√≠sima Madre. Escondida √©sta tal vez algunos siglos en cierta cueva, de la que mana limp√≠sima fuente, cueva abierta en la cara de levante de un monte cuya cumbre termina en extenso y f√©rtil llano, con este nombre conocida, fue hallada la esfinge de Ntra. Sra. Por el morisco, en ocasi√≥n de haber entrado en la sobredicha cueva al refugiarse de una fuert√≠sima tormenta.

Tom√≥ el morisco la imagen crey√©ndola mu√Īequita, guard√°ndola en el zurr√≥n dio la vuelta Monda, en donde quer√≠a entreg√°rsela a una hija suya, not√≥ asombrado que faltaba. Una y otra vez se repiti√≥ el suceso y la prodigiosa falta, encontr√°ndose siempre la esfinge que era de reducido tama√Īo, en el propio lugar en que primeramente la hall√≥ el monde√Īo. Corri√≥ la noticia, s√ļpose en Co√≠n y Monda lo acaecido, y despu√©s de piadosas disputas y pleitos sobre el pueblo que m√°s derechos pod√≠a alegar a la posesi√≥n de la imagen de la Se√Īora, qued√≥ la posesi√≥n por la villa de Co√≠n, no solo por ser tierras de las de la cueva que se reg√≠an por la justicia de su consejo, sino porque as√≠ parece que tambi√©n lo signific√≥ la misma Virgen Mar√≠a, poniendo obst√°culo al traslado de su linda esfinge a la villa de Monda.

A cerca del a√Īo de este hallazgo no se puede asegurar con certeza, sino que debi√≥ de ser uno de los √ļltimos del siglo XV o del principio del XVI, muy en su comienzo; pues se sabe que en el a√Īo 26 de este siglo, tuvo pleito cierto Fray Francisco de Priego con los beneficiados de la villa en raz√≥n de la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta y que en √©poca muy anterior se hab√≠a abierto camino que conduc√≠a al santuario, llam√°ndose la fuente y cueva con el nombre de Se√Īora por los cristianos y moriscos de todos los lugares comarcados.¬†
Al punto que se comprob√≥ el modo de prodigioso del hallazgo, con las declaraciones del morisco, la piedad edific√≥ altar en la misma cueva, desembaraz√°ndola de maleza; pero como el amor a la Se√Īora, acrecentando con los continuos favores que por su mediaci√≥n se alcanzaban de Dios, estimaba que era poco decoroso aquel lugar para que en √©l tuviera su trono la Reina de los Cielos, determin√°ndose traer a Co√≠n y colocar en su iglesia parroquial, que por entonces lo era Santa Mar√≠a, la venerable imagen. Un nuevo prodigio, an√°logo a lo arriba dicho, cuenta la tradici√≥n que vino a demostrar c√≥mo la Virgen hab√≠a elegido y santificado la cueva y fuente que por tantos a√Īos la hab√≠an guardado, para que all√≠ fuera bendecido y alabado su nombre. De ah√≠ se deduce el nombre, Fuente Santa. Nuestra Se√Īora la Virgen de la Fuensanta.

Proclamación de Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Ciudad de Coín.

El 20 de Enero del 1994, siendo Alcalde Don Juan José Rodríguez Osorio, se lleva a pleno una moción por el Grupo Popular, representado por el Sr. Bernal-Aranda, en la que da lectura literar siguiente:

“Que siendo Nuestra Patrona, la Sant√≠sima Virgen de la Fuensanta y Consolaci√≥n, la principal se√Īa de identidad de nuestra Ciudad y lo √ļnico, que desde hace m√°s de quinientos a√Īos, une a todos los Coine√Īos; as√≠ como que generaci√≥n tras generaci√≥n nos hemos visto favorecidos con su especial protecci√≥n. Por todo ello solicita al Pleno adopte el siguiente acuerdo: Se conceda y proclame a Nuestra Excelsa Patrona el T√≠tulo de Alcaldesa Honoraria y Perpetua de Nuestra Ciudad”.

Intervienen, seguidamente, los Sres. Portavoces de U.C.I., P.A. P.S.O.E. y S.I. quienes se adhieren totalmente a la propuesta y hacen constar que para todos los Coine√Īos el m√°ximo honor y ¬†grandeza es ser de la Virgen de la Fuensanta.

El Ayuntamiento Pleno, por unanimidad , acuerda:

PRIMERO: Conceder y proclamar a Nuestra Excelsa Patrona, la Santísima Virgen de la Fuensanta y Consolación, el Título de Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Ciudad.

SEGUNDO: Dar traslado del presente acuerdo al Iltmo. y Reverendísimo Sr. Obispo de la Díocesis así como a la Hermandad de Nuestra Sra. La Virgen de la Fuensanta, a los efectos consiguientes.

Hermandad Ntra. Sra. de la Fuensanta

Todos Los Derechos Reservados 2011 - 2020

error: Alerta: ¬°El contenido est√° protegido!